LA PAREJA

En la pareja vemos desarrollarse constantemente la expresión de la ambivalencia del deseo. Al hablar de pareja hay que referirse a la relación prolongada en el tiempo, es decir, una relación capaz de poder soportar e intentar superar cualquier conflicto. Y esa unión puede mantenerse a pesar de esas y otras dificultades.

En el momento actual, el marco legal y social ejerce menos influencia en el mantenimiento de la pareja que en décadas anteriores, y por tanto esta necesita apoyarse más en su evolución afectiva para perpetuarse, es decir, en un diálogo auténtico en los planos verbal y afectivo; lo cual hace que la pareja se sienta muy exigida por sus componentes, donde el compañero tiene que ser fuente de gratificación de muchas necesidades.

Este tipo de pareja de larga duración capaz de afrontar y aceptar la agresividad implícita en la relación, se diferencia de la relación breve, que sólo busca la satisfacción inmediata, que se abandona cuando dejan sentir que la relación satisface sus demandas. Por lo tanto, la distinción fundamental no debe ser entre lazos conyugales de los sujetos casados y no casados, sino, una distinción entre un vínculo transitorio y un vínculo duradero.

La pareja como institución está siendo cuestionada desde hace unos años debido, entre otras cosas, a la alta tasa de divorcios. No debemos olvidar, sin embargo, que un altísimo porcentaje de aquellas personas que se divorcian poco tiempo después vuelven a casarse o a vivir en pareja. De los que se divorcian por segunda vez, un alto porcentaje vuelve a casarse (o a vivir en pareja) por tercera vez, ya que los errores cometidos en las relaciones anteriores, se vuelven a cometer, diríamos que el ochenta por ciento de las separaciones se producen por problemas de comunicación en las parejas y el otro veinte por ciento, serían infidelidades, problemas psicológicos de alguno de los dos miembros, adicciones, etc. En este ochenta por ciento, con una terapia de pareja bien estructurada y llevada a cabo, se obtienen unos resultados, francamente buenos en un porcentaje muy alto, ya que aunque se lleve a cabo la separación, las formas y el entender las causas de dicha separación alivia la situación traumática de esta.

La realidad es que la pareja como vínculo de unión entre dos personas continúa y se perpetúa. Ya sea por motivos sociales, económicos y psicológicos, la relación de pareja humana sigue viva y en general los miembros de ella, debido a los diferentes conflictos que en ella surgen y a las diferentes motivaciones, por las cuales dos personas deciden vivir juntas, buscan ayuda.

Realmente no existe una dicotomía entre lo económico y social y la relación de intimidad, dentro de una pareja.

Que ahora se enfatice más lo relacional que lo institucional en la relación de pareja, no significa que esto último no siga teniendo importancia. Por poner un ejemplo, lo vemos en los procesos de separación o divorcio, en los cuales hasta que no se resuelven los aspectos económicos de la separación, no es posible resolver los demás aspectos de la relación, entre ellos, por ejemplo la custodia de los hijos, en la cual lo que debe primar es el bienestar y el menor cambio de hábitos posibles en dicha situación de separación, para los hijos, y están empezándose a valorar más acertadamente que una guarda y custodia compartida es la mejor solución para el bienestar de los hijos , en la mayoría de los casos y apareciendo esos cambios legislativos tan necesarios para desarrollarse óptimamente.

En las parejas, uno no puede no comunicarse. Las personas siempre estamos comunicando algo a través de nuestro comportamiento, nuestro lenguaje no verbal, por ejemplo, si uno llega a su casa y no saluda a su pareja, se sienta delante de la televisión y frunce el ceño permanentemente, está comunicando enfado, disgusto, etc. Se debe cuidar la comunicación verbal tanto como la no verbal, mirar a los ojos, sonreír, buscar el contacto físico, la proximidad y más pautas no verbales que hacen que la comunicación sea más agradable y fluida.

La pareja se entiende como lugar donde se descansa, se obtiene placer, lugar de protección y seguridad frente a las obligaciones laborales y sociales de la vida cotidiana.

 

Comments ( 2 )

  1. Replypsicologo niños

    Yo no estoy convencido con lo aqui escrito, pienso sinceramente que hay muchos matices que no han podido ser considerados en cuenta. Pero valoro mucho vuestra valoracion, es un buena web.

  2. ReplyAlain Nuñez

    Se habla mucho de las parejas de hoy en día. Algunas que otras matices que se pueden apreciar en el artículo son verídicas, como por ejemplo cuando una pareja quiere realizar la separación, la custodia de los hijos es un tema a tratar. La custodia compartida es una buena solución, mejor que sin compartirla. Por otro lado, desarrollar la comunicación verbal y no-verbal es también importante en una pareja, así serán capaces de resolver cualquier problema en un futuro.

Responder a psicologo niños Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies