LA RELAJACION, UNA FORMA DE VIDA PARA LOS TIEMPOS ACTUALES

El ser humano es el único mamífero de la tierra que ha olvidado relajarse a diario, ya que de diferentes formas, todos los demás mamíferos lo hacen varias veces al día, así se da la circunstancias que no hay animales estresados, ni anoréxicos, siempre y cuando los mantengamos en su hábitat natural.

El aprendizaje en relajación, nos ayuda a intentar ejercer el control de las emociones que es algo que nos deberían enseñar desde que somos pequeños, ya que el entrenamiento es la mejor manera de conseguir que nuestros hábitos sean buenos y no caigamos en la rutina y por tanto en la desesperanza y la falta de ilusiones y motivaciones.

Dado que podríamos resumir las emociones en dos grandes bloques, Amor y Miedo, debemos saber buscar el equilibrio entre ellas, ya que son necesarias todas nuestras maneras de sentir , pero si las llevamos al extremo, estaremos entrando en la patología, en el trastorno; o sea la alegría llevada al grado máximo se puede convertir en un estado de euforia, de manía y la tristeza llevada a su máxima expresión se convertirá en depresión que es un trastorno, quizás el más doloroso pues se padece las veinticuatro horas al día.

El miedo nos hace ponernos tensos y en ese momento, si dicha tensión es muy elevada, pasamos a utilizar la parte más primitiva de nuestro ser, siendo más animales irracionales que animales racionales, de ahí puede surgir ese descontrol del impulso que nos lleva a realizar actos de los que luego nos podemos arrepentir y si es delito, la ley nos caerá con todo su peso, ya que aunque lo hagamos somos conscientes de nuestros actos aunque no sepamos o podamos controlarnos.

De esta manera de actuar surgen los trastornos de personalidad, ya que con nuestros pensamientos justificamos nuestros actos, nuestra parte animal-irracional, que todos tenemos, y no nos enseñan a controlar, cosa que no resultaría tan difícil en las escuelas.

Cuando el ser humano nace, nace con una gran capacidad de aprender de todo, y para ello tendremos que pensar en ello, ya sea leyéndolo y así aumentando nuestra inteligencia cristalizada, o experimentándolo con nuestras experiencias, pero de cualquier manera introduciendo la información por nuestros sentidos, en nuestro cerebro. Esto nos tiene que hacer pensar que si queremos que nuestro cerebro aprenda a controlar nuestro cuerpo, deberemos pensar en él y para conseguirlo deberemos relajarnos con métodos de relajación como el de Edmund Jacobson, por el cual el cerebro aprende a diferenciar las sensaciones de tensión y de relajación, y si lo aprendemos bien cuando pensemos en los músculos blandos, relajados y pesados, la respuesta de estos nos liberará de la tensión y podremos responder mas acertadamente a la situación a la que nos enfrentemos, ya que nuestro tono muscular descenderá a cotas controlables, nuestra tasa cardíaca se reducirá así como nuestra frecuencia respiratoria.

Con todo ello trato de expresar, que si en la Escala de Inteligencia de Wechsler (WISC-IV) para niños el promedio de la población es el 68%, dentro de los límites, de una misma manera se les podría enseñar a prevenir esos estados de sufrimiento, innecesarios a la gran masa de la población, y tendríamos unos jóvenes más creativos, comprensivos y con menos problemas, sociales, mentales, tendrían un futuro mas halagüeño y pienso serían más felices, puesto que cuanto más tranquilo está uno, mejor le saben las cosas y mejor le salen las cosas que ha de hacer y su capacidad de asimilar las situaciones y los conocimientos aumentaría.

Comments ( 4 )

  1. ReplyJosé Angel

    Me parece muy interesante y creo que deberíamos esmerarnos en seguir sus indicaciones. Da gusto da ver de que forma tan sencilla afronta temas tan serios y cotidianos a la vez. Muy interesante.Me gusta.

  2. ReplyMila

    A mi me ha ayudado mucho, me ha ayudado a calmarme, a afrontar los problemas de otra forma, a analizar tranquilamente mis actos y darme cuenta de muchas cosas que en pleno descontrol no eres capaz de ver; y problemas sigo teniendo pero sé afrontarlos, buscarles solución y si no la hay aprendo a tirar para delante. Cuanto me has ayudado Luis. Muchos besos.

  3. ReplyAdi

    Soy muy consciente de lo beneficiosa que es la relajación. la practico a diario. Vale mucho la pena.

Responder a José Angel Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies